cocina rústica
31
Ene

De la granja a la mesa: Diseñando una cocina rústica

¿Sueñas con una cocina de estilo campestre que te transporte directamente a una casa de campo en las colinas? Si es así, descubrirás que un diseño de estilo rústico puede crear un espacio encantador y acogedor. La clave para crear una cocina rústica es encontrar el equilibrio adecuado entre el encanto de la casa de campo y la comodidad moderna. Así, en este artículo, te guiaremos por todos los pasos que necesitarás para transformar tu cocina corriente en una de las estancias más queridas de tu casa.

Determina tu estilo

Antes de empezar, es útil conocer los distintos estilos de cocinas rústicas y cómo pueden aplicarse a tu propia casa. Dado que una cocina rústica puede ser muy variada, piensa en qué país, época o tema te gustaría que fuera la base de tu diseño. Algunos estilos rústicos populares son el rústico francés, el rústico inglés, el rústico campestre y el rústico shaker. Aunque la mayoría de las cocinas rústicas tienen un aspecto cálido y encantador, los detalles variarán en función del estilo que elijas, lo que hará que cada habitación sea única.

Elige tu madera

La cocina perfecta tiene muchos elementos naturales para darle un toque acogedor. Por eso es tan buena idea utilizar la madera. Para un aspecto auténtico, elige suelos y vigas de madera, encimeras de madera maciza y armarios de madera maciza. Todos estos materiales aportarán calidez, carácter y autenticidad a tu cocina. Para un aspecto más sencillo y contemporáneo,considera la posibilidad de utilizar superficies de madera oscura en tablero o laminadas para los mostradores y la carpintería.

Sé audaz con el color

Para causar realmente impacto, sé atrevido con tus elecciones de color. Las cocinas rústicas suelen incluir tonalidades cálidas y doradas como el caramelo, el marrón tostado y la miel, así como tonos terrosos como el verde oliva y el terracota. Estos matices crearán el telón de fondo perfecto para una cocina rústica. Prueba a añadir un toque de color de moda: un verde esmeralda intenso y atrevido puede crear un contraste de estilos fabulosamente dramático. No tengas miedo de mezclar los colores para crear un aspecto cálido y acogedor.

Crea un centro de atención

Si quieres añadir un toque de encanto rústico a tu cocina sin redecorarla por completo, opta en su lugar por un centro de atención. Un gran armario de madera, una mesa de campo rústica o bancos, un conjunto de sillas desiguales o grandes estanterías empotradas pueden crear una sensación de campo tradicional dentro de tu cocina moderna. Combínalo con complementos de cocina como delantales, cuencos, cestas o ollas que den la impresión de estar hechos a mano en un entorno rústico. Estos toques darán a tu cocina un encanto vintage instantáneo.

Accesorios

Para dar los toques finales a tu aspecto rústico, es importante que te ciñas al tema de la habitación y utilices los accesorios adecuados. Los accesorios con un toque vintage te recordarán las antiguas casas de labranza, mientras que un panera de madera o sartenes de cobre te ayudarán a crear ese ambiente clásico de campo. Algunas piezas de porcelana antigua, así como curiosidades extrañas y únicas, también pueden añadir un encanto retro a tu cocina.

Añade plantas

Por último, nada suaviza el aspecto de una cocina rústica como unas cuantas plantas verdes o flores frescas. Piensa en colocar un jardín de hierbas en las ventanas, o en poner plantas en macetas alrededor de la cocina. Las flores frescas no sólo añadirán una pizca de color, sino que también aportarán al interior de tu casa el aspecto natural del aire libre. Para un aspecto único, intenta utilizar antiguos tarros de albañil como jarrones para mantener el aire de casa de campo.